Viajar en la clase preferente de un avión no está al alcance de todos. Sin embargo, una familia de 11 ratas no tuvo problema para hacerlo en un vuelo comercial desde China hasta Hong Kong. Nadie se explica cómo la familia de roedores pudo colarse en el avión y codearse con el pasaje que había pagado los billetes más caros.

Una familia de 11 ratas vuela en clase preferente

Al parecer, algunos pasajeros alertaron a la tripulación del vuelo de que habían escuchado ruidos extraños durante el trayecto. Una vez que el avión hubo aterrizado, lo trasladaron a un hangar del aeropuerto de Xiamen donde varios operarios examinaron minuciosamente su interior. Bajo uno de los asientos de la clase preferente, las ratas fueron descubiertas escondidas en un conducto de ventilación. Los análisis bacteriológicos posteriores realizados en el avión no dieron positivo, por lo que el mismo aparato pronto volvió a volar con normalidad una vez que fue convenientemente desinfectado.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Arriba