Aunque perros y gatos tienen fama de no llevarse demasiado bien, ese no es el caso del gato Dexter y del perro Gizmo, que forman un equipo la mar de compenetrado. En un vídeo que ya se ha convertido en un éxito en YouTube, se puede ver cómo Dexter, con infinita paciencia y perseverancia, no ceja en su empeño de abrir la puerta de la cocina hasta que lo consigue y Gizmo puede salir.

Un gato ayuda a un perro a huir de la cocina

Su dueño, Matt Hirst, encontraba a la pareja fuera de la cocina cada vez que volvía de trabajar, a pesar de que recordaba haber dejado la puerta bien cerrada. Así que un día decidió colocar una cámara y grabar qué es lo que sucedía en su ausencia. La sorpresa fue encontrarse a Dexter encima del rascador, trepando hasta arriba y girando el pomo de la puerta mientras el perro Gizmo esperaba para poder salir. Una historia que demuestra que los perros y los gatos pueden ser muy buenos amigos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Arriba