Un estudio, realizado por el centro Médico de la Universidad de Maryland, ha demostrado que cuando una persona está de mal humor comer helado ayuda a reducir los niveles de agresividad, al igual que ayudan en los momentos de estrés haciendo que estés más relajo y por lo tanto duermas mucho mejor. Todo esto es debido a que los helados contienen un aminoácido, llamado triptófano, con el que se aumenta la producción de la hormona del bienestar, llamada serotonina, y por esta razón al comer helado nuestro mal humor disminuye.

Contra el mal humor la solución es el helado

Un dietista, de la misma Universidad, también ha demostrado que lo que comemos depende mucho del estado de ánimo que tengamos, se llama “apetito emocional”. Por ejemplo, algo muy común que hacemos sin darnos cuenta, cuando estamos aburridos comemos pipas, o patatas fritas, y cuando estamos tristes helado o chocolate, son algunos ejemplos de cómo nuestro estado de ánimo incluye en nuestras comidas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Arriba