Una ciudadana de Brisbane, Australia, ha sido objeto de una burlona estafa cuando fue a recoger dos iPhones. La mujer había comprado a través de Internet dos iPhones y quedó con la vendedora para recogerlos en persona. Le pagó 1500 dólares y se llevó a cambio las dos cajas que debían contener los dispositivos de Apple que había comprado. Pero la sorpresa fue mayúscula cuando, al llegar a su casa, abrió las dos cajas y se encontró dos manzanas en lugar de los iPhones.

Compra dos iPhones y le venden dos manzanas

La compradora trató de contactar con la mujer que se los había vendido, pero ésta ya no contestaba a sus mensajes ni a sus llamadas, por lo que acudió a comisaría para denunciar los hechos. La Unidad de Prevención de Delitos se ha hecho cargo del caso, pero parece haber pocas posibilidades de que la estafada recupere su dinero. La próxima vez que compre algo, seguro que toma más precauciones que en esta ocasión.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Arriba