Se lo tiene merecido. Salió del juzgado y usó un periódico para taparse la cara, con lo cual se chocó contra una farola, el golpe tenía que haber sido mayor :-(

No se trata de un pandillero que vive en un barrio pobre, se trata de un profesor de primaria llamado Alexis Bailey saliendo del Juzgado de Paz de Highbury.

¿Sónde está la presunción de inocencia? Parece que en este caso la culpabilidad está clara ya que él mismo se ha declarado culpable por robar en una tienda.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Arriba